28 de julio de 2017

ABISMOS


El sinsentido de la vida, ese abismo del cual huimos; y durante la huida hemos creado toda una tapadera a la cual nos abocamos para no desesperar.


Estar rodeado de imbéciles da tantas ganas de matar como de matarse. ¡Pero el suicidio tampoco tiene sentido! Puede que matar dé placer, como cuando el león come carne humana… y le gusta. Dejémoslo ahí, jajajaja...


El hambre saca lo mejor de los hombres. Y también lo peor. Del hambre han surgido esos hombres demasiado humanos, esos que dan pena, y esos otros que han luchado por mejorar y salir del pozo, dando grandes ejemplos.


Sentir el vacío, el sinsentido de la vida, equivale a ser abandonado por un Dios. En realidad es eso.


El nihilismo positivo parece la única respuesta ante el sinsentido existencial. El que la vida no tenga sentido quiere decir que la vida podemos hacerla nuestra, que podemos apoderarnos de ella.




Un folio en blanco no tiene sentido. El blanco es la concentración de todos los colores y sin embargo ves nada. Verlo todo negro -que en sí no es un color- como blanco o de otro color son sólo formas de ver la nada.


Es incomprensible tanto dolor… para nada. También es incomprensible tanto placer... sin merecerlo.


Lo importante de la violencia es proyectarla bien. Un puñetazo bien dado, bien proyectado, puede reventar cualquier mandíbula, pero uno mal dado te puede romper la mano.


No me gusta lo gratuito, me hace muy esclavo.


Las feministas son mujeres que adoran el patriarcado... aunque no lo saben o fingen no saberlo. Y esto para una feminista debe ser muy duro, porque le quita todo el sentido a su lucha.





La vida se expresa en forma de seres. ¿No somos acaso una expresión de la vida, de ésta queriendo decir algo? En este punto debemos preguntarnos si existe realmente algo superior a nosotros, algo que nos maneja. Pero bien, ¿tiene la vida sentido con los dioses? Nada superior justifica el qué hacemos aquí. La filosofía es un camino angustioso.